miércoles, 23 de agosto de 2017

Por ahora


Y a las semanas suele aparecer la pregunta pertinente, que nadie formula desde el minuto cero pero que los hechos van respondiendo pacientemente: ¿Por qué en Cataluña?
Principalmente porque era fácil. Y el Estado Islámico y sus valedores lo sabían. Una región europea donde aún se podía intentar un golpe de magnitud intermedia entre el 11S y el 11M, muy improbable en el resto de territorio europeo con unas agencias secretas escarmentadas.
Sencillamente los sucesivos ministros del Interior Fernández Díaz y ahora Zoido se encargaron de desconectar a las agencias de seguridad y policiales catalanas de las redes de intercambio de información e inteligencia del resto de agencias europeas y americanas, como parte de sus políticas antisoberanistas.
Y el Estado Islámico conocía perfectamente esta desprotección catalana porque para empezar cuentan con su propia agencia secreta de información, con la que en otros puntos del globo han colaborado tanto las agencias de las grandes potencias, en especial EEUU o Israel, no digamos ya Arabia Saudí.
Es lo que tienen los distintos servicios secretos de este mundo imperial: colaboran entre sí al tiempo de tratan de averiguarlo todo unos de otros.
¿Achacamos a la eficacia de la agencia secreta del EI el conocimiento de esta desguarnición catalana, ese, cabe imaginar, secreto a voces de las agencias europeas, o quizás alguien se lo sopló convenientemente? Entramos en territorio gris de especulación inevitable que siempre existe en el mundo de las cloacas mundiales.
Gracias a que el imán demostró ser tan idiota como los que ya estaban avisados de su peligrosidad y no lo controlaron, tuvieron que tirar de un Plan B de atropello ya clásico, más fácil, que pese a resultar cuantitativamente muy inferior a París, los medios mundiales trataron de que fuera al menos un equivalente al de París. Recordemos el recrudecimiento armamentístico y bombardero europeo tras París vehiculado triunfalmente por Hollande.
Este se les parece haber quedado corto como coartada.
Por ahora.
 
   

jueves, 8 de junio de 2017

La era de la estupidez


Y en lugar de esperar unas décadas para que nos odien y desprecien con razón ¿por qué no ganamos tiempo, nos motorizamos también mentalmente, y le vamos reconociendo ya a las siguientes generaciones que somos idiotas...?
 
 
 

martes, 30 de mayo de 2017

Restauración con becarios al fondo



Marca España es que el diamante en bruto pero sin diamante de Susana Díaz afirmara, antes de quedarse sin chalecito en Ferraz, que la juventud del 15M con una formación y cultura estratosféricamente superior a la suya estaba enojada porque aspiraba a un chalecito en la playa. Su mentalidad lo dice todo, lo explica todo de este país. Restauración es que Sánchez ande ya comiéndose su entrevista con Evole en Salvados, cuando cobró conciencia de repente de que había una juventud crítica y preparada detrás de los votos a Unidos Podemos, y como es lógico diametralmente ajena al PSOE puesto que piensan, al contrario de sus menguantes millones de votos apesebrados. Restauración Michelín con becarios al fondo, a la rueda del capital financiero, y familias en los contenedores de las sobras afuera.  



martes, 23 de mayo de 2017

CETA


Lección magistral al cuñado en torno al CETA, la civilización y el comercio (sospechosas referencias de Rivera a "Los enemigos del comercio" de Escohotado). La cultura y la formación política no se esnifan.
Podía haber añadido el diputado de Podemos, por ejemplo, que en tales mal llamados Tratados de Libre Comercio se cumple siempre la misma constante, desde el ALCA al TTIP: las disposiciones y articulado referidos al comercio constituyen apenas el 20% del total. El resto es garantizar el poder omnímodo de las corporaciones sobre los estados.
O que más del 70% del supuesto flujo comercial que "liberan" consiste en transferencias de capital entre la sede central de cada transnacional y sus filiales en otros países.
Es que también se comercia libérrimamente con la verdad, signo inequívoco de civilización.
 
 

lunes, 10 de abril de 2017

De intereses gasísticos


El hipermediático Trump entendió perfectamente que necesitaba un gesto de fuerza para disipar el cerco mediático en casa promovido por los Demócratas de Obama-Clinton y agencias estatales a su servicio que le vincula a Rusia, y que tanto daño le está haciendo. Estratégicamente impecable. Y cuando se tiene delante el gusto por las armas químicas resulta más fácil. La desregulación financiera mortal que está llevando a cabo, en cambio, ha gozado de la complicidad de todos los medios para eclipsarla. Bueno, y que a él y a su hija les preocupan mucho los niños gaseados, como nos han contado los medios, típica sensibilidad de presidente de los EEUU, que ha bombardeado tantas veces a la Israel del fósforo blanco, por ejemplo.




sábado, 11 de febrero de 2017

La broma en serio



Esta es la España mofa de los corresponsales extranjeros. La de las explicaciones de Cospedal sobre Bárcenas y de las medallas policiales a vírgenes de madera que dan la vuelta al mundo como risa general.   
Donde las estafas de las eléctricas llegan a su apogeo en la ola de frío, mientras muere gente por la pobreza energética. Y Rajoy nos dice que ya lloverá. Y una vez más cuela como explicación, ¡y funciona! ¡El país del festival del humor continuo! Y como en 1984 de Orwell lo borran rápidamente de la memoria colectiva, la memoria de pez orwelliana de la mayoría. Y la agenda mediática pasará a otra cosa, estilo los trajes de reyes magos de Carmena o los titiriteros del terror, ¡y funciona!   
Cuando no las cloacas policiales inventarán informes falsos contra las nuevas formaciones que votan esos millones informados que aún quedan aquí, a los que criminalizar. Y los grandes medios las propalarán, sin retractarse nunca. Porque es gratis.  
Desde el 11M en que jueces y policías españoles, servicios secretos marroquíes y ETA montaron una conspiración que incluyó al parecer llevar cadáveres congelados a Leganés donde nunca hubo islamistas suicidas ¡y los mismos periodistas siguen allí, porque somos tan oligofrénicos que no tienen ni que molestarse en cambiarlos de vez en cuando, sigue funcionando!   
Así de bien se hizo la Transición respecto a la conciencia e inteligencia política de los españoles. Fue un exitazo. Democracia alta calidad.   
La broma en serio, que dijo Stendhal sobre el fundamentalista Bossuet. 
La risa. Si no fuera porque es trágico, y lo será para cada vez más gente (empezando por los campos de concentración que llaman CIEs donde muere gente y no sale, las vallas con cuchillas y los asesinados en el mar a balazos de goma: y de ahí en adelante, nuestros niños y abuelos pobres, etc). Pero visto lo visto, no tiene remedio, solo nos queda la risa amarga.  
O ejecutan otro chiste imposible como la defenestración de Sánchez en el PSOE para instalar de facto la Gran Coalición y seguir haciendo las mismas cosas desde los consejos de Administración del IBEX35 , y avalando los abusos increíbles de la oligarquía sobre la gente -bancos y pisos, constructoras y autopistas rescatadas, Iglesia e impuestos, patriotas suizos, etc- sin parangón en la Europa desarrollada a la que dicen que debemos parecernos ¡y funciona! 
Las explicaciones que nos dan hasta hoy, desde que nos convencieron de que las grandes deudas que estamos pagando eran las del sector público y el estado del bienestar, son putos chistes malos ¡y han funcionado! La segunda ya tal, no es preciso más. Ni siquiera han tenido que inventarse sofisticadas mentiras, para solaz y recreo de la prensa europea, porque no hace falta ¡funciona siempre!  
Una risa de país. Eso sí, somos unos putos crack en Twitter, porque seguimos siendo el país del que se reía Cervantes por no llorar.
Visto lo visto, solo nos queda la esperanza en las nuevas generaciones. Y resulta que dos millones de los más listos se han ido y no les dejan votar. Futuro asegurado, dadas las tendencias mundiales en Europa o EEUU. Y se quedan los que van a encontrar pobreza, precariedad y abusos de todo tipo ¿cuántos terminarán de nazis? 
Para echarse unas risas, hasta que los próximos años coronen lo que ya anuncian los esquemas básicos de los 30 que se repiten -ultraliberalismo, crack financiero, políticas de "austeridad" excepto financiera, fascismos, conflictos mundiales- y ya estaban en los libros de Historia de bachillerato que nunca calaron en el español medio. Cuando se ponga jodido y toque irse. Pero qué coño, ya lloverá.